El psiquiatra fue el primer perito que atendió a Ricardo Barreda. En su informe al tribunal,  aseguró que el odontólogo plantense era portador de un cuadro psicótico.